Reducir y reciclar los envases de un solo uso, clave para un desarrollo sostenible

El año empezaba con una maravillosa noticia: la Unión Europea obligaba a todos los comercios a cobrar las bolsas de plástico para reducir su consumo. Y días más tarde, ampliaba su estrategia medioambiental con la propuesta para 2030: todo el plástico que se produzca y se utilice en Europa deberá ser diseñado para que pueda ser reciclado o reutilizado. La Unión Europea emprendía así su particular cruzada contra el excesivo uso de plástico en nuestros días. Reciclar los envases de un solo uso es uno de los principales objetivos de este nuevo plan, ya que si durante los últimos años ha habido un repunte del consumo de plástico, es precisamente por ellos.

Tan evidente es el aumento de los envases de un solo uso, que hace apenas unas semanas, todos los medios de comunicación de nuestro país se hacían eco de una campaña #DesnudaLaFruta que estaba revolucionando las redes. Una campaña viral, que se centraba en denunciar el uso abusivo que las grandes superficies hacían del plástico, al vender fruta y verduras con envases de plástico totalmente innecesarios.

El ritmo acelerado de nuestra sociedad hace que el concepto “usar y tirar” sea un denominador común de nuestros días. De ahí la imperiosa necesidad de reciclar los envases de un solo uso a los que tanto recurrimos. Botellines de agua, envoltorios de caramelos, bandejas de poliespán… Seguro que si te parases a pensar, escribirías una larga lista.

Según diferentes estudios, los europeos generamos 25 millones de toneladas de residuos de plástico al año y apenas reciclamos un 30% de esta cantidad. Impacta, ¿verdad? Por eso el objetivo que persigue la Unión Europea con esta nueva medida es, además de reducir y reciclar los envases de un solo uso, es potenciar el desarrollo real de una auténtica economía circular en los países miembros.

Si quieres que tu empresa sea la primera en adaptarse a estas nuevas y sostenibles costumbres, ¡ponte en contacto con nosotros! En Reciclamás tenemos diferentes packs de servicios que se adaptan a las necesidades de nuestros clientes.

Y recuerda, sumarse al desarrollo sostenible y reciclar los envases de un solo uso es algo que vale la pena hacer más pronto que tarde 😉

Fuente: EL PAÍS
Read More